Función y uso de las luces

19 - 01 - 2022
Quizás parezca una evidencia, pero la gran mayoría de conductores no utiliza correctamente las luces de su coche. Es más, desde que las luces de marcha diurna son obligatorias para todos los vehículos matriculados a partir del 2011 y, la mayoría de ellos, llevan el encendido de luces de cruce automático se han generado nuevas situaciones un tanto problemáticas.

Las luces de marcha diurna solo se encuentran en la parte delantera de los coches. Eso significa que nos hacen más visibles para aquellos vehículos que nos vienen de cara, para los que vienen detrás no, lo que puede suponer un peligro si solo se tienen encendidas las luces diurnas en situaciones de poca visibilidad, como por ejemplo en episodios de niebla. Del mismo modo, el encendido automático de las luces de cruce se basa en la claridad del día no en la visibilidad y, por tanto, podría suponer un problema en días de niebla otra vez.

Lo importante es ser conscientes de estos pequeños detalles para que la tecnología no nos frene a la hora de tomar decisiones importantes. Además, ya te dimos algunas recomendaciones para utilizar las luces de cruce correctamente. En esta ocasión, no obstante, queremos hablarte cuándo usar las distintas luces del  coche:
  • Luces de posición: estas luces acompañan siempre las luces cortas, largas y antiniebla, pero no está permitido circular solo con ellas. Como dice su nombre, indican la situación y tamaño del vehículo y deben utilizarse para señalizar que el coche está parado o estacionado en la calzada o el arcén de una carretera mal iluminadas. 
  • Luz de cruce (o cortas): según el Reglamento de Vehículos, su uso es obligatorio desde el anochecer hasta el amanecer, así como en los túneles. Además, tienen que utilizarse cuando las condiciones de visibilidad sean reducidas, como por ejemplo niebla o lluvia intensa. 
  • Luz de carretera (o largas): su uso sólo está permitido en carreteras que se encuentran fuera del casco urbano, siempre y cuando no haya riesgo de deslumbrar a otros conductores. Por tanto, si circulas por una carretera oscura y vienen coches por el sentido contrario o bien hay vehículos que circulan delante de ti, no está permitido utilizarlas.
  • Luz de niebla delantera: su instalación no es obligatoria, así que su uso tampoco. Pese a ello, sí es recomendable cuando las condiciones meteorológicas reduzcan la visibilidad. También puede usarse de noche en tramos de curvas de vías estrechas, combinada con las luces de cruce. Bajo ningún concepto pueden utilizarse las largas como sustitutas de la antiniebla delantera, ya que rebotarían con las gotas que se forman con la niebla y te deslumbrarían.
  • Luz de niebla trasera: su instalación es obligatoria y su uso está muy restringido, especialmente por la noche. La mayoría de conductores la encienden a la mínima, lo cual es muy molesto, ya que ilumina mucho y hay riesgo que no se vean bien las luces de freno. Sólo se pueden encender en condiciones de muy baja visibilidad, como niebla muy espesa o  lluvia torrencial.
Esperemos que este artículo te ayude a usar las luces de tu coche correctamente. Y no olvides revisar que todas ellas funcionan correctamente.

Noticias relacionadas

¿Qué elementos del coche podrían desaparecer?

18 - 10 - 2022 Los coches que salen ahora al mercado son cada vez más novedosos. La simplicidad se apodera del diseño, las cámaras, las grandes pantallas y las opciones digitales son los protagonistas de coches por su afán en incorporar mejores tecnologías, enfocadas a responder a nuestras necesidades actuales y futuras.

¿Cómo funciona el ESP?

20 - 05 - 2021

Hablamos del control electrónico de estabilidad del coche.

La seguridad activa de tu coche

14 - 12 - 2021

¿Qué elementos forman parte de la seguridad activa del coche?