Matricular un vehículo extranjero

Concertar cita ITV
Existen diferentes motivos para querer importar un vehículo, como por ejemplo que el precio sea más favorable o que debas hacer un cambio de residencia. La ley española indica que siempre que un vehículo se destine al uso de personas residentes o de entidades con domicilio fiscal en España debe tener matrícula española. ¿Qué documentación necesitas? ¿Cuáles son los trámites que debes seguir?

Lo primero que debes hacer para matricular un vehículo extranjero es ir a una estación de ITV para pasar la Inspección Técnica de Vehículos, independientemente de si el coche o moto la ha pasado recientemente en el país de origen. La documentación que se necesita para pasar la ITV, dependerá de cada caso, si se trata de un vehículo nuevo o si ya está matriculado y si el país de origen del vehículo pertenece a la UE o no.

A continuación nos centraremos en explicarte la documentación que necesitas para pasar la ITV previa a la matriculación en España de un vehículo ya matriculado en el país de origen o nuevo, perteneciente a la UE. En este caso, en la mayoría de los casos se necesita:
  • El permiso de circulación o documento equivalente del país de procedencia.
  • El original de la ficha técnica, también llamada tarjeta de inspección técnica del vehículo, o documento equivalente del país de procedencia.
  • Si el vehículo dispone de una homologación del tipo CE, es necesario la ficha reducida del mismo o bien el certificado de conformidad CE (CoC), el cual acredita que el coche cumple con los estándares de calidad y medioambiente exigidos por la Unión Europea.
En el caso de no disponer de contraseña de homologación europea te recomendamos que, antes de acudir a la ITV, pases por cualquiera de nuestras estaciones o nos llames para informarte de qué documentación necesitas, para asegurarte de que tu vehículo no  requiera de algún otro documento por tener alguna particularidad.

La presentación de estos documentos requiere contactar con la estación  donde se desee realizar el trámite, ya que estos trámites difieren respecto a una cita para una inspección ITV periódica. Encontrará los teléfonos de las estaciones en el siguiente apartado de la web www.itv-tuvrheinland.es/red-de-estaciones-itv.

Una vez presentados y abonada la tarifa y tasas correspondientes, se le dará día y hora para poder presentar el vehículo en la estación ITV con el fin de someterlo a una inspección técnica. Superada la inspección, la estación ITV confeccionará una ficha técnica del vehículo para poder matricularlo en España.

El siguiente paso es el pago de los correspondientes impuestos. Para ello, acude a la oficina de Hacienda y solicita el modelo 576 en la oficina de Hacienda, con el que podrás realizar el pago del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte. Si el coche es nuevo, en la misma delegación de Hacienda, aprovecha para presentar el modelo 300 ó 309 para acreditar el pago del IVA. En el caso de que sea de segunda mando y lo hayas comprado a un particular, en lugar del IVA tendrás que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales; si lo compraste a una empresa, has de presentar también la factura donde figure claramente su CIF intracomunitario.

No olvides de pagar el Impuesto de Circulación en el Ayuntamiento en el que estás empadronado.

Una vez hechas estas gestiones, ya puedes presentarte en la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico, con todos los documentos (la documentación del vehículo, la tarjeta de ITV y los justificantes de pago de los impuestos). Antes de ir a la DGT, no olvides imprimir la solicitud oficial para la matriculación del vehículo, tasa que deberás pagar ahí mismo.

Ahora, solo te quedará comprar las placas para la matrícula en una tienda de recambios y contratar un seguro.