Cadenas, fundas, neumáticos de invierno

14 - 01 - 2021
Los neumáticos de invierno son una perfecta opción si vives en una zona donde es fácil que en invierno las temperaturas bajen a menos de 7º y sea frecuente la presencia de nieve y hielo en la carretera. Y es que, gracias a las características de los neumáticos de invierno, podemos conducir en condiciones casi normales ante esas circunstancias y, además, sin tener que parar a poner las cadenas. 

Pero dependiendo de la zona donde vivas, puede no compensar cambiar los neumáticos estándares por los neumáticos de invierno, aunque puede darse circunstancias, como que la cota de nieve descienda o que vayamos a emprender un viaje en coche y nos encontremos con nieve y hielo en el asfalto. Si es así, la mejor solución es utilizar cadenas o fundas. Te contamos las características de los tipos de cadenas más habituales:

La cadena tradicional de acero es la más popular y, como su propio nombre indica, son varias cadenas de acero que se entrelazan, con uno o dos tensores manuales para mantener la cadena bien pegada al neumático. El precio es asequible (entre unos 20 – 35 euros la pareja) y es muy duradera y resistente. Sin embargo, es más complicada de poner que la cadena textil o funda.

La cadena textil está teniendo muy buena acogida entre los conductores. Este tipo de cadenas consiste en una funda de lona, que se fija en el neumático gracias a una goma elástica. El precio de estas cadenas es algo superior y más variable según la marca (entre 30 y 70 euros). Las ventajas de este tipo de cadenas, aparte de que son más fáciles y rápidas de montar y desmontar, se notan menos en la dirección y en la suspensión del coche, ya que no generan tantas vibraciones y, por tanto, no afectan tanto al control de estabilidad ni al sistema de tracción. Como punto negativo, son menos duraderas que las cadenas de eslabones de acero tradicionales.

Por su parte, Michelin innovó con las cadenas compuestas, que se diferencia de las textiles porque, en lugar de lona, son de red, tejida con eslabones de acero en la banda de rodadura para maximizar su eficacia en la carretera. Su precio parte de los 70 euros aproximadamente, son bastante duraderas, también se colocan fácilmente, tampoco se notan en la dirección ni en la suspensión y no afectan al control de estabilidad y tracción.

Si optas por cadenas, del tipo que sea, debes saber que éstas siempre deben colocarse en las ruedas motrices y no puedes sobrepasar los 50km/h. Y, cuando deje de haber nieve en el asfalto, acuérdate de quitarlas, sobre todo si usas cadenas textiles porque se desgastan y estropean más rápido.

¿Con qué opción te quedas?

Noticias relacionadas

Consejos para mover el coche después de una nevada

15 - 01 - 2021

Cuando nieva mucho de forma inesperada, como ha ocurrido tras el temporal Filomena, puede ocurrir que los coches queden bloqueados por la nieve, ¿cómo liberarlos?

¿Cómo funciona el ESP?

20 - 05 - 2021

Hablamos del control electrónico de estabilidad del coche.

Los vehículos en mal estado suponen un claro peligro para la seguridad laboral en carretera

04 - 05 - 2021

Las revisiones de ITV, un elemento clave para el buen funcionamiento de los camiones, remolques, autobuses y furgonetas y su circulación en carretera